martes, 16 de marzo de 2010

El Círculo de miedo

1 Juan 2:1-11 (La Biblia de las Américas)

1Hijitos míos, os escribo estas cosas para que no pequéis. Y si alguno peca, Abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.
    2El mismo es la propiciación por nuestros pecados, y no sólo por los nuestros, sino también por los del mundo entero.
    3Y en esto sabemos que hemos llegado a conocerle: si guardamos sus mandamientos.
    4El que dice: Yo he llegado a conocerle, y no guarda sus mandamientos, es un mentiroso y la verdad no está en él;
    5pero el que guarda su palabra, en él verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado. En esto sabemos que estamos en El.
    6El que dice que permanece en El, debe andar como El anduvo.
  7Amados, no os escribo un mandamiento nuevo, sino un mandamiento antiguo, que habéis tenido desde el principio; el mandamiento antiguo es la palabra que habéis oído.
    8Por otra parte, os escribo un mandamiento nuevo, el cual es verdadero en El y en vosotros, porque las tinieblas van pasando, y la luz verdadera ya está alumbrando.
    9El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está aún en tinieblas.
    10El que ama a su hermano, permanece en la luz y no hay causa de tropiezo en él.
    11Pero el que aborrece a su hermano, está en tinieblas y anda en tinieblas, y no sabe adónde va, porque las tinieblas han cegado sus ojos.

- - - o o o - - -

El Círculo de temor

Cuando la popular banda "The Eagles" se prepara para una nueva canción para uno de sus conciertos, se sientan en un círculo con una guitarra acústica y con voces desafinadas y ensayar sus voces intrincadas. Ellos llaman a este ejercicio "El Circulo del Temor", porque no hay lugar para esconderse y no hay forma de ocultar los errores que puedan hacer en las armonías. Ese sentido de la exposición absoluta de sus errores es lo que hace este ejercicio tan aterrador para ellos.

Separados de Cristo, sufririan una exposición mucho peor antes de el Dios de toda justicia. Si no tubieramos un abogado y no escape, también no tendríamos ninguna esperanza. Sin embargo, en Cristo, el creyente tiene un defensor que está delante del Padre de nuestra parte. Primera Juan 2:1 dice: "Hijitos míos, os escribo estas cosas para que no pequéis. Y si alguno peca, Abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. "- Con nuestro defectos expuestos, el toma nuestra defensa. Nuestro Defensor lleva nuestra relación con Dios más allá de un "círculo de miedo" a una comunidad de gracia y de verdad.

Nuestro reto es vivir una vida de pureza y la integridad que honra a nuestro Padre celestial. Sin embargo, cuando fallamos, no hay por qué temer el abandono o la ridiculización de nuestro Padre. Tenemos un abogado que nos representa en todo momento.

El "Circulo de Temor" en la que usted está en este momento, Dios Padre quiere ayudar y estar ahí con ustede, tomando toda acusación que el enemigo tiene en su contra. Pero para que le ayude, tienes que recibir a su Hijo Jesucristo como tu Salvador personal y Señor. Y hoy es el día de la salvación, la Biblia dice: "Hoy, cuando se oye su voz, no endurezcan su corazón." (Hebreos 4:7)

__________________________________________________________

Delicados hijos de polvo, tan fragiles y debiles,
En ti confiamos, no encontramos fallas en ti
Tu misercordia es tan compasiva! Y firme hasta al final!
Nuestro Hacedor, Defensor, Redentor y Amigo.
__________________________________________________________
Jesucristo,
Aquel que murió como nuestro Sustituto
Ahora vive como nuestro Abogado.