miércoles, 12 de enero de 2011

CUANDO LA VIDA SE PONE DIFÍCIL

"Para evitar que me volviera presumido por estas sublimes revelaciones, una espina me fue clavada en el cuerpo, es decir, un mensajero de Satanás, para que me atormentara."

2 Corintios 12:7










CUANDO LA VIDA SE PONE DIFÍCIL

"La Biblia esta llena con crónicas de las dificultades de las personas," Me dije el otro día. No lo había pensado antes. La Biblia nos retrata problemas, desastres y decepciones en la vida de las personas. Como leemos, aprendemos que ellos o superaron o sucumbieron. Muchas personas ven su vida de la misma manera no con muchas cosas entremedio. Es negro o blanco; tienen éxito o fracaso; ganan o pierden. Es todo o nada. Tal vez es por eso que parecen llevar una vida de desaliento y desesperación. Si su vida no es perfecta, sino va todo como ellos quieren entonces su vida es totalmente un fracaso. Y sabemos que la vida de nadie es perfecta.

Entonces personas imperfectas con vidas imperfectas (y esos es todos nosotros) lamentos que las cosas no son completamente perfectas en vez de estar felices y disfrutar con lo que es bueno. Ellos leen en la Biblia sobre contentamiento, paz y victoria y se preguntas como fue que forma lo perdieron. En sus peores momentos, ellos examinan sus vidas y tienen problemas en enfocarse en las cosas positivas.

Tengo tres cosas que sugerir (aprende por experiencia personal) cuando la vida se hace dura. Primeramente, tenemos que asumir que hay un propósito divino detrás de las dificultades. Nada sucede por accidente. Nada nos sucede fuera de la presencia de Dios. Si somos Cristianos eso es lo que asumimos porque le servimos a un poderoso y amoroso Dios.

Mira al apóstol Pablo para orientación. En medio de su dolor físico, el fue rechazado y despreciado. Una de las cosas que hizo que ese hombre fuera extraordinario fue que el creyó que Dios tenia un propósito en todo lo que aconteció en su vida. Hecho que nadie de nosotros es como Pablo y que nuestras vidas no están en constante peligro. Nosotros no enfrentamos las terribles persecución que el enfrento. Su vida fue mas extremada, y tal vez es por eso que el entendió algo significante y se mantuvo firme: El reconoció el propósito de Dios.

Pablo entendió mucho y tuvo un asombroso numero de revelaciones divinas, pero Dios no quiso que el se llenara de orgullo. Dios le dio a lo que Pablo se refiere “aguijón en la carne, un mensajero de Satanás.” Nosotros no sabemos lo que esto significa, pero nosotros sabemos que Dios tenia un motivo por enviarle este aguijón. Esto no era un acto de capricho; esto era para mantenerlo humilde. Pablo rogó para ser liberado y la contesta del Señor fue, Bástate mi gracia;...."(2 Corintios 12:9). Otra vez, ese es el punto: Dios tiene un propósito y el permaneció con Pablo en medio de su sufrimiento.

Segundo, Dios puede revelarnos el propósito de nuestra dificultades, no obstante, Dios no lo revelara. En esos momentos, nosotros tenemos que meditar en las palabras del pueblo de Israel: Lo secreto le pertenece al Señor nuestro Dios, pero lo revelado nos pertenece a nosotros y a nuestros hijos para siempre, para que obedezcamos todas las palabras de esta ley.(Deteuronomio 29:29).

En efecto, Moisés le dijo a la gente, Dios tiene secretos – cosas ocultas – que nunca entenderíamos en esta vida. Dios no permite que todo sea revelado a nosotros, pero Dios nos revela lo suficiente para que le obedezcamos.


Yo no se porque tenemos muchos problemas y dificultades. No es mi llamado divino de explicar los propósitos de Dios y sus patrones. Lo que si puedo afirmar es que Dios tiene una razón, si, un propósito divino, detrás de todo lo que acontece en nuestras vidas.

A donde nos deja esto? Nos deja con una opción. Si podemos decir honestamente que Dios tiene un propósito en las cosas terribles que nos acontecen, nuestra mayor responsabilidad es de figurar de que manera mejor de servir ese propósito. No significa que tenemos que figurar la razón detrás de todo eso. Dios nos llama a que amorosamente obedezcamos a la tarea que tenemos, Eso solamente.

No es a menudo una inmediata revelación o un nivel de alto llamado. Yo creo que mi propósito en este nivel de mi vida es de compartir mi historia de la vida después de la muerte y mi vida sin sentido antes de la muerte. Yo no alcance a entender este factor en 1989 o 1990 ni tampoco en el 2000. Ahora lo entiendo porque estoy haciendo lo que creo que Dios me ha llamado hacer.

El salmista decía, “Yo deseo hacer tu voluntad, O mi Dios” (Salmo 40:8). Esa es mi oración también, y yo frecuentemente oro que siempre me deleite en obedecer la voluntad de Dios.

La tercera cosa que ayuda cuando la vida se pone dura es de recordar que la gracia de Dios es siempre suficiente para todo problema y para todo momento que vivimos. La Biblia nos asegura que Dios no nos dará una carga  mas pesada que no podamos llevar. Yo se esto, pero durante mi recuperación habían momentos cuando tenia tanto dolor que pensaba que era mas de lo que podía soportar.

De alguna manera lo soporte. Aprendí que tenia un deseo fuerte de supervivencia de lo que podía imaginar. Aprendí muchas cosas sobre mi y también crecí espiritualmente en esos terribles momentos. Espero nunca tener este tipo de dolor otra vez, pero yo se Dios estuvo a mi lado cada segundo y su gracia fue mas que suficiente como cualquier otra necesidad que tengamos.

Oremos:

Dios, Yo no veo el propósito en medio del problema que enfrento. Me pregunto porque estas cosas están pasando. Ayudame a poner mi atención fuera de la razón ayudame a concentrarme en obedecer a lo que se que debo de hacer. Ayudame hacer lo que tu ya me haz demostrado hacer con mi vida. En Nombre de Jesús. Amen



Por el Pro. Don Piper – El es el autor del libro “90 Minutos en el Cielo” donde nos cuenta su historia de cuando manejaba de vuelta a casa de una conferencia ministerial, y de el choque con un camión que se cruza en su camino. Fue declarado muerto en el lugar. Durante los próximos 90 minutos, Pastor Don Piper experiencia en el cielo, cuenta donde fue recibido por aquellos que había sido influenciado espiritualmente. El oye una música hermosa y se siente verdadera paz. Mientras en la tierra pasaba un ministro, que también había estado en la conferencia, oro por Don aunque sabe que el hombre estaba muerto. Pastor Piper milagrosamente vuelve a la vida…y la felicidad de los cielos es remplazada por una recuperación larga y dolorosa. Finalmente, amigos y familiares le convencieron que compartiera su extraordinaria historia en un libro, le aconsejamos que lo lea si puede.